La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

No me gustaría

Publicado 06/05/2019

Nieves Angulo, nangulo.es, testamento vital, muerte, amor, amistad, relatos, cuentos, tristeza.

No me gustaría cuando me vaya que se destruya más la tierra haciendo un hoyo donde meter mis restos, o en su defecto, ocupar un hueco en una fría pared…no me gustaría.

No me gustaría cuando me vaya que se vele mi cadáver durante horas eternas, provocando así un cansancio infinito entre mis acompañantes, que termine irremediablemente en conversaciones inconexas…no me gustaría.

No me gustaría tener una capilla ardiente, ni misas en mi honor, pues nunca he sido creyente ni religiosa…no me gustaría.

No me gustaría que llore por mí alguien que me hizo llorar en vida con su comportamiento infame y jamás me hizo reír…no me gustaría.

No me gustaría causar dolor con mi partida a quienes me amaron, por ello os pido perdón por adelantado…no me gustaría.

No me gustaría que mis pequeños objetos o valores más preciados como son: fotos, libros, discos, sean tocados o queden en posesión de personas que me son extrañas…no me gustaría.

No me gustaría que el ciclo vital fuese tan simple y tan sin sentido. Nacer, vivir y morir…no me gustaría.

 

PREFIERO

Prefiero que mis cenizas vuelen libres fusionándose así con el resto de partículas que pueblan la atmósfera y que las esparza alguien que me quiso de verdad…lo prefiero.

Prefiero que mi cadáver no sea velado y mucho menos contemplado mi rostro, pálido, ya sin rasgos y posiblemente con un patético rictus que cause tristeza a quien lo mira…lo prefiero.

Prefiero una reunión amigable como despedida, en un entorno que me fue familiar, bebiendo, comiendo y recordando los buenos momentos…lo prefiero.

Prefiero que no se avise de mi fallecimiento a personas que me causaron dolor y a las que poco a poco tuve que retirar mi amor y poner distancia de por medio…lo prefiero.

Prefiero que mi cuerpo antes de ser incinerado, sea despojado de órganos sanos, para que salve vidas, para que sea portador de esperanzas y de sueños para sus receptores…lo prefiero.

Prefiero que mis cosas se las queden mis amigos porque sabrán apreciarlas, que elijan lo que más les guste y las disfruten…lo prefiero.

Prefiero no causar dolor con mi muerte…lo prefiero.

Prefiero que haya un rincón eterno donde reencontrarte con los seres que amé y que se fueron y con las personas que morirán después que yo…lo prefiero.

No me gustarían muchas cosas y prefiero tantas…

 Nieves Angulo

Enlace: Testamento vital