La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Venezuela, mon amour

Publicado 02/05/2019
Nieves Angulo, N.Angulo, Venezuela, recursos naturales, riqueza, industria, oro, EEUU, Trump, europa, dictadura, Nicolas Maduro.
 
Venezuela, un país rico en recursos naturales y hermoso.
Venezuela, el petróleo es su principal fuente de ingresos,​ aunque no la única. Genera alrededor del 80 % por concepto de exportación, por ser uno de los principales países productores en el planeta.
También es uno de los principales productores mundiales de gas natural.
No me olvido de sus recursos minerales con fines comerciales como el hierro, carbón, fosfatos, bauxita, sal, calizas y el tan deseado oro.
Otra industria que deja muchas ganancias a Venezuela es la de las telenovelas, que desde la década de los 80’ del pasado siglo XX, exportó a más de medio mundo. Hablando de industria no puedo obviar que Venezuela ha dado especial prioridad a la industria manufacturera también desde mediados del siglo pasado y sus principales productos son los derivados del petróleo, acero, aluminio, cemento, vehículos motorizados, fertilizantes y también se encarga del procesamiento de textiles, calzado, bebidas, alimentos, madera y plásticos.
También aportan pingües beneficios a Venezuela los concursos de belleza, ocupa el primer lugar de la lista Global Beauties, la mayor comunidad especializada en el ámbito de los certámenes de belleza internacionales, ya que es el país que ha obtenido más títulos de belleza a nivel mundial.
¿Qué voy a decir del turismo? También mueve mucho dinero, aunque no está explotado al 100%, el turismo se mueve sobre todo por la Isla Margarita.
Que un país con estos recursos esté pasando hambre, cortes de suministros, como la electricidad y el agua potable, no es casual.
Venezuela está siendo bloqueado como ya lo fue en su día Cuba, dicen que por EEUU y su líder actual Trump, pero yo añadiría que con la ayuda inestimable de Europa.
Como se dice en las películas, series y novelas de suspense, para saber quién sale ganando, a quién beneficia una situación o “muerte”, hay que seguir al dinero.
Triste que ante la ambición desmesurada de los mandamases, siempre pierdan los mismos, el pueblo llano, en este caso, Venezuela.