La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Solo aspiro a seguir viviendo a mi manera

Publicado 24/02/2017

Nieves Angulo, nangulo.es, vida, testamento vital, enfermedad, amistad, muerte, esperanza, salud, vejez, juventud, tiempo, amor.

 

Según avanza mi tiempo vivido, mis años contados, observo que ya he vivido más que lo que me queda por vivir.

Me gustaría de aquí en adelante, volver a saborear más la vida; como si de un pastel que se va acabando se tratara y quisiera eternizar cada bocado para degustarlo con deleite hasta que apenas queden unas migajas y luego lamer mis labios para alargar el placer de su sabor.

No sé los años que me quedarán de vida, pero siento que no estoy para perder el tiempo en discusiones interminables que no me llevan a ningún lado, como no sea al aburrimiento.

Quiero dedicar mi existencia a hacer lo que me gusta: Escribir, leer, pintar, charlar con personas que me enseñen a reflexionar.

Mantendré a mi lado a personas que se ríen, al igual que hago yo, de ellos mismos y de sus fallos, porque sabemos que no somos perfectos, ni mucho menos.

Mantendré a mi lado a personas que saben pedir perdón sin sentir que se degradan por ello.

Mantendré a mi lado a personas que celebran el triunfo de los demás y por supuesto los suyos propios, sin ningún rubor.

Mantendré a mi lado a personas que caminan junto a mí, ni delante con soberbia, ni detrás con sumisión.

Es por ello que siento que no estoy para perder ni una hora con personas que no me aportan, todo lo contrario, me restan, porque no han crecido, porque no han evolucionado, porque son cerradas de mente...no, ni un minuto más de dedicación a ellas.

Tampoco voy a soportar a personas negativas, rencorosas, envidiosas, celosas y mucho menos falsas, que ocupan parte de su vida en manipular sentimientos con alabanzas que no sienten, para luego desacreditar de forma siniestra a “sus amigos”. Por no hablar de los vampiros que se van apoderando de las ideas, logros y talentos de terceras personas...¡Fuera, fuera!

Nunca valoramos suficiente el tiempo, la vida, hasta que vemos que vamos restando días para que finalice nuestro ciclo vital.

Hablar de felicidad cada vez me parece mas una falacia, puesto que la felicidad en sí, no existe. Aspiraré a sobrevivir día a día, intentando acaparar el mayor tiempo posible de buenos momentos.

Quiero tener más horas de risa que de llanto y si tengo que llorar, que sea de risa, de alegría.

Seguiré huyendo de ambientes ruidosos, de personas que gritan en vez de dialogar, porque creen que alzando la voz tienen más razón...¡Fuera, fuera!

No tengo miedo a la muerte, lo aseguro, pero sí a las enfermedades largas que te van restando capacidades físicas o mentales; con ese fin hace años hice un Testamento Vital, donde hago saber que no se me deje enchufada a ninguna máquina o se me aplique ningún tratamiento para alargar mi vida.

También me da pánico llegar a ser una persona dependiente.

No quiero vivir muchos años, creo que la vida se me haría eterna y por ende, aburrida.

Solo aspiro a seguir viviendo a mi manera.

Prefiero calidad a cantidad.

Nieves Angulo ©