La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Ella hoy tampoco vendrá

Publicado 23/09/2013

Como cada año desde 2010, hoy tengo una cita con ella a la que no acudirá, al menos físicamente, pero a la que yo, empecinadamente, no Nieves Angulo, nangulo.es, blog, escritura creativa, relatos, novela, amor, madre, amor filial, muerte, dolor, pena.falto.

 

Ella fue una mujer fuerte, singular y muy independiente.

 

Uno de mis cuñados decía que las mujeres de mi familia habíamos salido a ella, que estábamos todas “asilvestradas”. Tenía razón, no nos gustaba, ni nos gusta la dominación.

 

De ella aprendí muchas cosas, por ejemplo, a ser humana, altruista y solidaria pero sin aspavientos, sin falsos golpes de pecho. Me decía que si tenías que contar a los demás lo buena que eras y lo que ayudabas al prójimo, es que ni eras tan buena, ni ayudabas tanto como contabas.

 

Ella me enseñó a compartir, me demostró que aun teniendo lo justo, que aun pasando estrecheces, siempre se podía poner un plato de comida más en la mesa para una persona que, o bien tuviese menos que nosotros, o bien sufriese de algo tan triste como la soledad.

 

Durante muchos años, todos los domingos, invariablemente, en mi casa se añadían uno o dos platos más, para tener invitados a nuestra, por otro lado, ya llena mesa, éramos 7 de familia, pero ella se apañaba para que cupiésemos 8 o 9. Me río yo del milagro de los panes y los peces, ella hacía esos milagros todos los domingos. Solía cocinar cocido madrileño porque decía que era cuestión de añadir unos puñados de garbanzos y de fideos más a la olla y ya estaba arreglado.

 

Nieves Angulo, nangulo.es, blog, escritura creativa, relatos, novela, amor, madre, amor filial, muerte, dolor, pena.Si la memoria no me falla, la primera invitada fue la señora Pepa, una anciana que vivía en nuestro barrio. Tenía un níveo, largo y sedoso pelo que ella recogía con un sencillo moño. Vivía con una hermana tan longeva como ella que se llamaba Gregoria y también nos acompañó en alguna que otra comida dominical.

 

También venía “la infame”, no sé si llegué a saber su nombre real, solo me viene a la memoria su nombre de “guerra”. La infame era una ex prostituta que paraba en el bar donde trabajaba mi padre por aquellas fechas. Era una mujer muy menudita, también con el pelo blanco que peinaba de manera primorosa y perfumaba con colonia. Pese a ser muy mayor, siempre se pintaba los labios de rojo y se perfilaba sus escasas cejas con un lápiz negro. Por supuesto nos enteramos de adultos de que la infame había ejercido el oficio, dicen, más antiguo del mundo. Recuerdo que esta mujer, se reía cuando la llamábamos señora infame, que nosotros, mis hermanos y yo, siendo pequeños e ignorantes, no sabíamos el significado de la dichosa palabra y creíamos que ese era su nombre.

 

Siendo ya más mayores, quien venía a nuestras comidas de domingo era la señora María. Trabajaba de modista en una casa de modas en la calle Atocha y fue una de las mujeres damnificadas con “el ahí te quedas”. Su marido la abandonó siendo ella muy joven y cuando acababa de parir a su único hijo.

 

Ella y la señora María, fueron amigas durante muchísimos años y cosa curiosa, siempre se llamaron de usted.

 

Ella se encargó de inculcar en mí los valores para moverme por la vida y esas lecciones se arraigaron muy adentro, echaron unas raíces fuertes y profundas.

 

Una de sus enseñanzas fue que nunca hiciese a nadie lo que no me gustaría que me hiciesen a mí. Fue una lección tan bien aprendida que la Nieves Angulo, nangulo.es, blog, escritura creativa, relatos, novela, amor, madre, amor filial, muerte, dolor, pena.llevo a la práctica a diario.

 

De ella aprendí a no juzgar y mucho menos condenar ciertas actitudes de los demás, me decía que hay que ponerse en la piel de las personas para saber porqué hicieron lo que hicieron.

 

Hoy he acudido a nuestra cita mamá, a la que sé que no vendrás.

 

Nuestra cita no es en ningún lugar.

 

Nuestra cita son estas líneas que escribo con los ojos empañados una vez más y que sé que no leerás, sin embargo a mí me ayudan a canalizar el dolor de no tenerte, me consuelan porque a través de mis recuerdos te vuelvo a tener aquí conmigo, cerquita, tan cerca que vuelvo a percibir tu olor y tengo la sensación del roce de tu piel y la suavidad de tus manos.

 

Esta mañana, al despertar, el primer recuerdo ha sido tu imagen, enfrente del espejo que colocabas en tu coqueta. Te veía pintándote los labios, ya tenías un leve Parkinson y para  perfilarlos de forma correcta, sujetabas hábilmente con la mano que aún no temblaba a la que temblaba, ese recuerdo me ha conducido a otro. Ambas sentadas en el sofá de tu casa, yo mirando tu perfil mientras tu mirabas la televisión para ver una película del Oeste y yo observando como tu cabecita oscilaba levemente y como me embargaba una emoción y una ternura que llegaba a ráfagas desde mi corazón y entonces te abrazaba y tú mirabas sin entender el porqué de ese arrebato y me devolvías el abrazo.

 

Y hoy procuraré pasar las horas intentando no llorar y hacer mi vida normal, trabajar, bajar a nadar a la piscina (todavía acompaña el buen tiempo) preparar la comida etcétera.

 

El último pensamiento que me viene a la cabeza antes de publicar este post es ¿por qué tengo que intentar no llorar? que tontería, pues si lloro, lloro, señal de que necesito llorar…

 

…Luego, más tarde, quizá mañana, volverán las risas.

 

Hoy he acudido a nuestra cita y asombrosamente, ella también.

 

Nieves Angulo

 

Lea toda la publicación »

Aniversario

Publicado 17/09/2013

Hoy hace 32 años que Angel y yo entrábamos en el Juzgado de lo penal. Nieves Angulo, nangulo.es, aniversario boda, juzgados barrio del pilar madrid, discoteca joy eslava madrid, restaurante torres narigües madrid, amor, pareja.

 

No, no teníamos ningún juicio, simplemente íbamos a cambiar nuestro estado de solteros a casados, después de cinco años viviendo en pareja.

 

Todavía no existían salas para bodas, así es que entramos en una donde se celebraban juicios y que prepararon para celebraciones de bodas civiles.

 

Por fin se había aprobado una Ley donde se reconocía un matrimonio aunque no pasase por la iglesia, menos mal.

 

Nosotros accedimos a pasar por el Juzgado para casarnos a petición popular, léase; padres, tíos, conocidos, etcétera ya que llevábamos, como digo, unos cuantos añitos "viviendo en pecado". A nosotros nos daba igual, pero parece ser que a la gente que nos rodeaba sí les preocupaba el asuntillo y querían que nos hiciésemos con el Libro de Familia, por aquellos tiempos no existían las parejas de hecho, no se reconocían legalmente las parejas que convivían.

 

Nuestra boda por el Juzgado fue una de las primeras celebradas en Madrid y en el país en general.

 

Fue un día divertido, Angel poco antes de entrar al Juzgado se fue con unos amigos a un bar cercano mientras yo saludaba a la "peña", así es que dieron las doce y tuve que entrar sin el novio.

 

Tanto para nosotros como para el juez, ésta iba a ser la primera boda y estábamos algo nerviosos.

 

La verdad es que improvisó de maravilla gastando bromas sobre que era la primera vez en su vida que veía a la novia esperando al novio, todos nos reímos en la sala y él siguió bromeando y diciendo, no se preocupen que no voy a dar con el mazo pidiendo silencio que cada uno ría o haga lo que quiera dentro de un orden, jajajajaja risas incluidas las del juez. Llegó Angel y se pudo llevar a cabo "la pantomima", porque entre vosotros y yo, me siento igual de unida a Angel ahora, con un Libro de Familia que no sé ni donde guardo y siendo señora de... que los cinco años posteriores de pasar por el Juzgado.

 

Nuestra boda se llevó a cabo en los Juzgados del Barrio del Pilar, éramos 30 personas entre familiares y amigos. Luego todos nos fuimos a un Nieves Angulo, nangulo.es, aniversario boda, juzgados barrio del pilar madrid, discoteca joy eslava madrid, restaurante torres narigües madrid, amor, pareja.restaurante llamado Torres Narigües que en sus tiempos fue garito clandestino donde se reunía la izquierda más granada de este país, para desear entre otras cosas la muerte de Franco. Cada uno comió lo que quiso, no hubo borrachos, no se cortaron ligas ni corbatas, no hubo sermones ni charlas y sí muchas risas y camaradería, lo pasamos genial, es de lo que se trataba, de disfrutar nosotros y nuestros invitados.

 

Hubo un detalle estupendo que quiero mencionar, el jefe de Angel un tío con muchísima pasta y de derechas de "pro" hizo una sobremesa de los más divertida y entrañable con Pedro, el dueño del restaurante, hombre de la izquierda más absoluta que existe, sin llegar al fanatismo, en su restaurante se bebía té ruso, se comía carne traída de algún país comunista y langosta de Cuba, yo doy fe porque he sido clienta del restaurante hasta que cerró sus puertas y el jefe de Angel, se hizo cliente habitual.

 

Terminamos la jornada en la discoteca Joy Eslava, que casualmente se inauguró ese mismo año, el día de mi cumpleaños. Pagaba el hijo del jefe y compañero de Angel, fue su regalo.

 

Fue un día divertido, increíble y entrañable.

 

Si alguien de vosotros se pregunta si me vestí de novia princesita, la respuesta es "no", fui con un vestido corto de raso negro y torera a juego y Angel con un traje de verano en tono beige, si alguien más se pregunta por qué, os diré que detesto las bodas y que si puedo y se me ocurre una excusa creíble no asisto a ninguna y menos por la iglesia.

 

Así que hoy es mi aniversario y lo celebro porque estoy con el hombre que quiero.

 

Llevamos juntos más de media vida, con sus más y sus menos, con días difíciles, por ejemplo los actuales, que hacen que a veces te olvides de los buenos momentos y de las risas compartidas.

 

Pero aquí seguimos, en la trinchera, batallando por llevar adelante nuestro nexo, por el que apostamos “oficialmente” un 17 de septiembre de 1981.

 

Este año también levantaré mi copa y brindaré con mi compinche, compañero, cómplice, camarada…se me ocurren tantos sinónimos que sustentan nuestra unión que podría rellenar más hojas, muchas más.

 

Nuestro brindis será por otros 32 años de unión y por seguir la apuesta y el pulso contra la adversidad.

 

 

Nieves Angulo

 

Enlace: Mi web

 

Lea toda la publicación »

Carta de despedida

Publicado 30/07/2013

Nieves Angulo, nangulo.es, carta de despedida, adiós, pedofilia, adolescentes, niños, aberración. amistad, decepción, escritura, blog, relatos, cuentos, historias, postEl pasado 10 de Julio recibía un mail de un amigo con un enlace, dicho enlace era una noticia de un periódico local.

 

El titular de la noticia no podía ser más desolador, más impactante ni más traumático, en él se decía que eras el cabecilla de una red de pedófilos.

 

Por supuesto empecé a leer todo lo que pude encontrar al respecto en Internet porque pensaba, inocente de mí, que se trataba de un error, bueno, es lo que quería creer, ya que en dicho periódico no había lugar a duda, venía tu fotografía en tamaño descomunal, además de tu nombre completo y muchos más datos tuyos personales, solo les faltó enumerar los empastes de tus muelas, además, en tu casa y tu empresa encontraron material suficiente para culparte y eso han hecho, ahora estás en la cárcel.

 

Pasé unos días atroces, de las lágrimas al estupor, de la rabia a la incomprensión y de ella, a querer buscar disculpas, entendimiento, el ¿por qué?

 

Pasaron los días y múltiples conversaciones con amigos comunes donde evitábamos juzgarte, eso lo dejamos para las personas que tienen autoridad y potestad para juzgar y sentenciar, o sea, los jueces. Tiramos de los recuerdos, de extractos de conversaciones, de pequeños indicios que juntos, o por separado, nos hubiesen avisado de tu “fantasía” Porque así llamaste a tu aberración, “fantasía” delante de un juez cuando te tomó declaración: -“Eran conversaciones, fantasías, yo nunca hice daño a un niño ni pensaba hacérselo, nunca toqué a un niño”.

 

Es tan difícil de creer…

 

Me pregunto, ¿el pensar lo hace menos delito? El imaginar o fantasear con matar a un menor, utilizar al menor en prácticas sádicas, lucubrar una y mil formas de humillarlo y violarlo, insisto, ¿te hace menos culpable?

 

Pero los que sufren hasta lo indecible son nuestra querida amiga común y su hijo.

 

Ella puso en ti su confianza, te alquiló un piso muy barato teniendo en cuenta tu situación financiera que no era nada buena, puso en tus manos a su hijo adolescente para que tuviese cerca un rol masculino, sí, sí, a su hijo adolescente, el cual, debido a su edad e inexperiencia, todavía trata de excusarte, de creer en ti y llora, también llora.

 

Mi amiga ha estado desquiciada, aterrorizada. Pensando qué podías haber hecho a su hijo en los momentos en que os encontrabais solos… ¡dios! Te invitó a un camping y estuviste rodeado de este niño y sus amigos.

 

Mi amiga lleva días llamando a los padres, preguntando, indagando excusándose, sí, sí, excusándose por ti, por ella. Por suerte, parece ser que a ninguno de ellos los tocaste, ni te les insinuaste ¡menos mal!

 

Unos dicen que estás enfermo, yo no lo creo, ese es el camino fácil, la explicación sencilla. No sé porqué se insiste en catalogar de loco o enfermo a todo aquél ser aberrante y miserable. Pienso que simplemente eres así, posiblemente no ves ningún mal en ello, solo un secretillo que guardar y bien que lo has hecho.

 

Han pasado días suficientes para que yo haya alcanzado el estado de ánimo y calma suficientes para escribirte esta carta de despedida, porque no va a ser un hasta luego, va a ser una despedida, te digo hasta nunca, te digo adiós.

 

Porque aunque jures que nunca has tocado a un menor, solo imaginarte haciendo las “cosas” que fantaseabas, me da náuseas, me da un asco infinito que me nubla y evita que recuerde la otra cara tuya, tu parte carismática, amable, chispeante, ocurrente, la que yo apreciaba y por ello fui tu amiga. Todo esto no es suficiente para hacerme olvidar el monstruo que ocultas agazapado, tu otro yo, tu Mr. Hyde. Existen líneas que no se pueden cruzar ni con los pensamientos.

 

Ya estoy preparada para decirte adiós, ya no estoy furiosa, ni dolida. He alcanzado el estado que quería tener, desapasionado, frío, por ello puedo despedirme de ti.

 

No es una frase hecha cuando digo que no te deseo ningún mal, te lo aseguro.

 

¡Ojalá! En la cárcel recapacites, que esas largas horas de soledad te hagan bien, te equilibren y si estoy equivocada y realmente estás enfermo, deseo que te ayuden.

 

Agradeceré que cuando te pongan en libertad, no me busques.

 

Para mí, ya eres punto y final.

 

Nieves Angulo

 

 

 

Lea toda la publicación »

Vivir con fibromialgia

Publicado 12/05/2013

 

Nieves Angulo, nangulo.es, fibromialgia, medicina, dolor, fatiga cronica, enfermedades raras, comprensión, depresión.

 

Fibromialgia, creo que he tenido esta enfermedad siempre, o por lo menos gran parte de mi vida

Oficialmente me la diagnosticaron en 1997, por fin dieron nombre a un padecimiento que me acompañaba desde niña. 

¿Me ayudó algo saber el nombre de esta enfermedad? No, no me ayudó en nada, mis dolores continúan y la incomprensión, sobre todo por parte de los facultativos, sigue y sigue.

Recuerdo que mi madre desde que yo era muy niña, me llevaba al médico y salíamos de la consulta como habíamos entrado, yo con mi dolor y mi madre frustada y sin diagnóstico. Nos decían lo que no tenía o no podía tener, - no, no es reúma, ni artrosis, ni artritis , serán cosas de la niña.

Posteriormente hablando con personas con la misma enfermedad vimos la similitud entre nuestras historias. Nos decían de todo en las consultas del médico, lo más frecuente quizás, era que nos inventábamos los dolores o que queríamos llamar la atención y un largo etc... Salías de la consulta del médico con una impotencia tal, que en esos momentos hubieses hecho cualquier cosa, por ejemplo, partir la cara al médico que te decía estas lindezas.

Me hicieron pruebas, la mayoría muy dolorosas y molestas, recuerdo particularmente una, me acompañaba mi padre, el pobre se salió de la consulta cuando vio que me introducían en los músculos de las piernas unas agujas, como las de calcetar o hacer punto, no pudo aguantar ver mi cara de dolor, imagino que no existía el escaner o la resonancia magnética, o si existían, no hacían estas pruebas por su alto coste, no lo sé, tampoco me anestesiaron..¡qué aguante un poco más de dolor!...debían pensar.

Así año tras año, hasta que un día, ya de adulta y viviendo en La Coruña, me dio lo que se describe como "brote". La columna vertebral se pone rígida, es tanto el dolor que sientes, que crees que si te mueves, te rompes, fue una mañana y Angel estaba de viaje, así es que salí de la cama arrastrándome  (literalmente),  no podía enderezarme y me fui al baño, acojonada, me lavé con una toalla humedecida y llamé por teléfono a Santi (mi querido amigo, te quiero), me arreglé como pude y esperé a que llegase, desde el suelo le abrí la puerta y él me terminó de vestir, buscó las llaves de casa y me llevó como pudo al ascensor, no quiero dramatizar, solo explicar hasta dónde llegaba el dolor, también como pudo me metió en su coche, necesitó la ayuda de Amadeo que tenía una clínica de "fisio" en el portal de al lado. Siguiente parada, urgencias del hospital Juan Canalejo de La Coruña y allí una vez más, sin diagnóstico, me dijeron que tenía un ataque de lumbalgia muy fuerte y me pusieron una inyección de Nolotil y me mandaron a casa, - llame a su médico de cabecera para que vaya a verla y la recete antiinflamatorios y esperar que se pase - me dijeron.

Así hice, cuando me pude enderezar, pasada casi una semana, fuí a la consulta de mi médico de familia, me escuchó y me mandó hacer una serie de pruebas, ver a especialistas porque sospechaba, me dijo, que podía tratarse de Fibromialgia.

Ahí empezó un nuevo peregrinaje, visitas a: reumatólogostraumatólogos, psiquiatras, etcétera y finalmente, tras muchos meses de cansancio, dolor e impotencia, se me diagnosticó esta enfermedad, Fibromialgia, más bien lo hicieron por descarte, ya que, esta enfermedad sigue siendo una gran desconocida, se cree que va muy unida a algún trauma sufrido a lo largo de la vida, largas enfermedades, accidentes o un sinfín de males más, también a padecer depresión crónica, (la tengo diagnosticada hace muchos años).

En pruebas posteriores, cuando se sabía algo más sobre esta enfermedad, superé con creces el diagnóstico, estaba bien diagnosticada la Fibromialgia, 18/18 puntos de gatillo, o sea, de los casos peores que existen, además de padecer "fatiga crónica".

Y aquí estoy, muchos años después, con mis dolores, mis días malos y los peores, con un diagnóstico que consuela poco o nada, porque de nada sirve dar un nombre a algo que te dicen que no tiene cura, que te morirás con dicha enfermedad, pero que la enfermedad en sí, no acabará con tu vida, tomando medicinas a diestro y siniestro que ensordecen el dolor y la mayoría de las veces te dejan dopada por la mezcla química.

Lo que peor llevo de la Fibromialgia, aparte del dolor, es el tener que acostumbrarte a vivir con ella, cambiar hábitos, ser consciente de tus limitaciones. No se pueden hacer planes, casi, casi, hay que improvisar, a veces quedas con amigos para salir o planificas cosas que luego tienes que desplanificar, pero es lo que hay, te acostumbras a vivir el día a día y aprovecharlo al máximo.

También es doloroso no poder abrazar a tu pareja, bueno más bien, que no te pueda abrazar a ti, en la cama por ejemplo, duele que te ponga un brazo en la cadera, en el hombro, duele que te ponga una pierna, duele hasta un leve roce...duele. Llevo una temporada que el dolor está localizado, me refiero al dolor más fuerte, en las orejas y los omóplatos, no puedo aguantar el roce de la almohada si duermo de costado y si duermo boca arriba, me duelen los omóplatos, así es que, el descanso brilla por su ausencia.

No escribo empujada por el victimismo, o para despertar la compasión de nadie, simplemente hoy necesitaba escribir sobre ello.

Y por favor familiares, no somos unos vagos, ni unos quejicas, tened un poco de comprensión. Por favor profesionales, seguid investigando sobre esta enfermedad y tened paciencia cuando acudamos a vuestra consulta a por medicinas y por qué no, a por un poquito de consuelo.

Nieves Angulo

Lea toda la publicación »

Te recuerdo mamá

Publicado 05/05/2013

Todos los 23 de septiembre, o sea, el día que se cumple un nuevo aniversario de tu muerte, sigo un pequeño ritual, comienzo la jornada Nieves Angulo, nangulo.es, dia de la madre, madres, sentimientos, hijos, amor.estrenando una pastilla del jabón que te gustaba para lavarme las manos, y mientras dura esa pastilla de jabón, el aroma, tu aroma, impregna cada rincón de mi casa. Esas pastillas de jabón me las traje conmigo, para sentirte más cerca, para crear la ilusión de que no te has ido.

 

De alguna manera hoy me he saltado esa costumbre, no he esperado hasta septiembre. Esta mañana he sentido la necesidad de lavarme las manos con tu jabón y he abierto una nueva pastilla.

 

Ya van quedando pocas, pero cuando se terminen compraré más y seguiré pertinazmente abriendo una pastilla de jabón cada aniversario de tu fallecimiento.

 

Te recuerdo, mamá, pero no porque hoy sea este día, el día de las madres, ¡que va! También te recordé ayer, y anteayer, e imagino que te recordaré toda mi vida. Unas veces con dolor por haberte perdido y otras veces con una sonrisa en los labios, porque me viene a la mente alguna anécdota graciosa que compartimos.


Echo de menos hasta tus broncas...Te añoro.


Me pregunto por qué vemos el acto de nacer tan natural y sin embargo, no nos prepara la vida para afrontar la muerte de un ser querido, comoNieves Angulo, nangulo.es, te recuerdo mama, dia de la madre, madres, hijos, amor, sentimientos eso, como lo que es, un acto natural.


No creo que estés en ningún sitio, no creo en cielos, infiernos ni limbos. Estas palabras escritas son para mí, no van dirigidas a ti pensando en que puedan llegarte, simplemente, me sosiegan, tranquilizan un poco mi corazón.


Afortunadamente, lloro menos tu pérdida, las lágrimas van mitigando. Los recuerdos, sin embargo, siguen vivos y tú sigues viva en cada prenda que te perteneció y que también rapiñé y me traje a casa, por el simple hecho de sentir que estás junto a mí.


De vez en cuando me pongo esos pendientes de plata que te regalé un verano y que también me traje, no me apetecía que los llevase nadie más, aparte de mí. De ti para mí, de mí, para ti.

 

También se vino conmigo el pañuelo de seda en tonos salmón que te regalé en uno de tus cumpleaños. De algún modo, me he restituido casi todos los regalos que te hice. De algún modo, recupero un poco de tu esencia.


Me consuela pensar que viviste 85 hermosos años y yo disfruté muchos de ellos en tu compañía, sin duda ese es mi consuelo.

 

Nieves Angulo

 

Lea toda la publicación »

Analizando, que es gerundio

Publicado 31/12/2012

"Madurez es el arte de vivir en paz con lo que es imposible cambiar, es decir, el paso del tiempo". N.Angulo,  nenagulo.es,  relato,  ficción,  drama,  brindis,  celebración,  cumpleaños

Como me ocurre por estas fechas en que finiquita un nuevo año y se acerca mi cumpleaños, me enfrento a un  nuevo análisis tanto por dentro como por fuera. 

Normalmente comienzo por el envoltorio y me observo casi con lupa jaja. 

Me miro al espejo sin piedad y veo nuevas arrugas en mi rostro y me preguntó por milésima vez si tendría que haberme embadurnado de cremas de noche, de día, contorno de ojos, contorno de labios, contorno de contorno, en mi juventud, en vez de salir a la calle con la cara lavada y recién “peiná”. 

Al mirar el deterioro de mi cuerpo también me pregunto si no tendría que haber seguido en el gimnasio, en vez de abandonar esa tabla de ejercicios que me preparó mi monitor, más adecuada o encaminada para ser lanzadora de martillo o para tumbar de un hostiazo un autobús que para lucir el cuerpo esbelto como el de una bailarina. Durante un año parecía más un púgil de peso medio que una mujer. ¡Joder! Si lo que yo pretendía era endurecer mi cuerpo mientras perdía peso, solo eso. A lo mejor tendría que haber hablado con el preparador y decirle que realmente yo no quería ser una levantadora de pesas. En vez de eso, preferí dejar el gimnasio y nunca más volví a ninguno. Ahora practico natación cuando el cuerpo y el clima me lo permiten. 

Y sigo mirándome y todo son preguntas. ¿Alguna crema realmente evita el paso de los años? 

Como me encanta analizar y desmenuzar todo, pues llego a muchas conclusiones y al final me quedo con una o varias, según me convenga o esté de ánimo jajá. 

Me viene a la memoria las personas que conozco que han  usado cremas desde su adolescencia y parecen verdaderas uvas pasas. ¿Les ha valido de algo el dinero gastado en embadurnarse la cara? Pienso entonces que tiene que ver más el tipo de piel que tenga cada cual,  sus genes, su naturaleza que las benditas cremas utilizadas, para obtener el resultado final, por otro lado, sigo dándole vueltas a la cabeza, ¿cómo estarían si no las hubiesen usado? 

Conclusión, que al final haga cada uno lo que le de la gana y se compre las cremas que quiera, o no, ellos mismos, pero que el paso del tiempo es inevitable, es un hecho irrefutable. 

Ahora llega mi interior jejé y me sigue gustando lo que observo en mis profundidades. 

Sigo fiel a mis ideas y pensamientos pero sin cerrazón, es decir, que alguien con buenos argumentos me puede convencer de que puedo estar equivocada en algunas de mis apreciaciones. Me sigue encantando debatir y me sigue encantando llegar o al menos intentarlo, a consenso. 

Sigo infiel a los partidos políticos y cada día me repugna más esa caterva de sinvergüenzas que se dedican a estos menesteres. Me caben pocas dudas de que si existe un político decente, cuando lleve unos meses en ese mundillo lo abandonará si quiere conservar sus principios y honradez. El político que se quede más allá de unos meses, al final, si no era un sinvergüenza, entrará en el juego de la falta de escrúpulos y el “todo por la pasta”. 

Sigo llamando a las cosas por su nombre sin importarme el qué dirán y haciendo de mi capa un sayo, es decir, lo que me da la gana, pero siempre con respeto hacia los demás, nunca olvido que vivo en sociedad, cosa por otro lado que cada vez olvidan más los demás. 

Me sigue ofendiendo la mala educación y la gente que grita para hacer valer su “razón”. Me indigna la mediocridad y que ésta triunfe. 

Ha transcurrido otro año y sigo sin cobrar la deuda que tiene contraída con mi empresa,  el Ayuntamiento de Vigo, ahora tengo abogada, pero se lo está tomando con calma, mucha calma. 

Sigo sin poder entrar a mi estudio de pintura, creo que es una especie de protección que me he impuesto para no sufrir en vista de que físicamente cada día puedo pintar menos, sobre todo al óleo, me es muy duro y cansino. 

La inspiración para escribir, me viene y me va. No estoy tan creativa como los primeros años, creo que tiene mucho que ver mi estado anímico, no estoy bien. Todo me harta. Intento no politizar, pero es imposible, no puedo dar la espalda y hacer que no veo o mostrar indiferencia, a la situación de España y de rebote, a mi situación personal. 

Veo el futuro negro, muy negro y me da mucha tristeza porque siempre he sido una persona positiva y luchadora. 

La lucha continúa, tanto por parte de mi pareja como por la mía, pero el desánimo nos supera. 

No me voy a poner metas para el año 2013 porque no las suelo cumplir, me conozco muy bien y sé que voy a mi aire, soy bastante anárquica. 

Brindo, me chiflan los brindis, por todos mis lectores y por supuesto me encantaría que se cumpliesen todos vuestros deseos y si no, siempre os quedarán los sueños. 

Por mi parte deseo con todas mis fuerzas que mi mente siga joven, que no pierda la capacidad de pensar, analizar y soñar.  

¡¡Soñemos!!

Nieves Angulo 

Lea toda la publicación »

Detente

Publicado 20/11/2012

 N.Angulo,  nangulo.es,  relato,  intimo, personal, ficción,  drama, amor, muerte

Detente tiempo, detente.

Unas horas, apenas unas horas.

No me lo creo, es una broma. 

No, no es una broma,  es un sueño, un triste y macabro sueño. 

Me despertaré asustada, pero luego me alegraré cuando vea que ha sido tan solo una pesadilla atroz. 

No me debo dejar llevar por falsas ilusiones, no es una broma, no es un sueño, ni una pesadilla…él se irá de mi vida en apenas unas horas. 

Tiempo detente. 

De hoy no pasará. 

Puede quedarse con él, me ha dicho el doctor. 

No llegará a la madrugada. 

Aquí estoy, con mis manos prendidas a las suyas y en el silencio de la noche oyendo el bip bip de la máquina que mantiene sus constantes… 

…Y le miro, y observo su cara y por sus rasgos recorro nuestra vida en común y al mirarle me vuelvo a enamorar perdidamente de él…porque recuerdo. 

Detente tiempo, ¡maldito seas!, detente. 

Se agita, abre los ojos y enfoca la vista para mirarme. 

Sus ojos son hermosos, fue lo primero que me enamoró cuando le conocí. Normalmente de color verde. Luego, con el tiempo, pude observar lo cambiantes que eran. En días lluviosos adquirían el color de las nubes, sus ojos eran grises plomizos. En días luminosos sus ojos eran tornasolados, entre verdes y azules, había noches que adquirían un color azul oscuro, casi negro…sus ojos, sus maravillosos ojos que me enfocan sin ver ¿o me ven? 

Vuelve, vuelve, no te vayas, no me dejes, no estoy preparada. 

Siempre pensé que partiría la primera, lo deseaba contodas mis fuerzas, no quería pasar por las horas atroces que estoy viviendo. Lo deseaba tanto que no contemplé la otra posibilidad el que fueses tú el que te marchases. 

Bib, bip, la maquina sigue infatigable rompiendo el silencio nocturno y él, mi amor, ha vuelto a cerrar los ojos. 

Le miro la boca. También sus labios me gustaron. Bien dibujados, para ser besados y yo los besaba incansablemente. Ahora, con la edad están algo más finos, pero me sigue encantando besar sus labios, su boca…me inclino y le beso, con ternura, suavemente, aprisionándolos, como queriendo insuflar mi vitalidad a la suya, que se acaba…no responde y lloro. 

N.Angulo,  nangulo.es,  drama,  relatos,  cuentos,  amor,  muerte,  ficción,  intimo,  personalNo quiero llorar, no quiero que si él vuelve a abrir los ojos me vea triste, me vea mal…pero estoy mal ¿Cómo no estarlo? 

Le amo y se va, me dice adiós para siempre y yo no le quiero dejar marchar. 

Recuerdo nuestras risas, nuestras miradas cómplices, nuestros guiños y muecas que encerraban secretos.

Recuerdo nuestros viajes, como le dejaba que me hablase sobre Catedrales, Iglesias, Castillos, Ríos, Montañas y él explicaba y me miraba, y descubría mi divertida sonrisa porque no ignoraba que de algunos temas yo sabía más que él. Pero era un juego y le encantaba, nos encantaba jugar. Comíamos los platos lugareños: “Donde fueres, haz lo que vieres” y eso hacíamos, nos mimetizábamos con los lugares que visitábamos. Durante unos días éramos romanos, vascos, franceses, rumanos, gallegos, andaluces, ingleses y era divertido. 

Detente tiempo. 

No dejes que pasen las horas porque le perderé para siempre antes de que amanezca. 

Los médicos también se equivocan. 

Sobrevivió a la madrugada. 

Me dejó a las 10 de la mañana de un hermoso día primaveral que yo no disfruté. Bastante tenía con recoger mis trozos de vida, que fue la suya y hacer un montoncito para sobrevivir. 

Adiós amor.

 

Nieves Angulo. 

Lea toda la publicación »

Gracias por vuestra fidelidad

Publicado 27/09/2012

N.Angulo,  nangulo.es,  intimo,  personal,  narrativa,  escritura creativa, blog,  post,  redes sociales, InternetDesde niña me ha gustado escribir. Quizá debo este privilegio, para mí es un privilegio poder manifestarme a través de la escritura; decía que quizá se lo debo al gen materno ya que mi madre era una afamada lectora y también escribía cuando sus múltiples tareas se lo permitían. 

Debido a que dediqué la mayoría de mi vida a pintar o bien esculpir, fui dejando la tarea de escribir en un aparte.

Fue hace unos años al observar que cada vez podía dedicar menos tiempo a pintar y absolutamente ninguno a esculpir, por motivos de salud, cuando empecé a dar rienda suelta a mi energía a través de la escritura. Consideré que de algún modo tenía que dejar salir mi creatividad, imaginación y ganas de expresarme y empecé a canalizar todo esto escribiendo.

En el año 2008 comencé creando un blog en Internet donde escribía mis post. Era tanto lo que quería decir que publicaba un post diario. 

Escribía, al igual que hoy, sobre todos los temas que me interesaban.

No os podéis imaginar la alegría que suponía para mí, cuando veía que me había leído una persona y ya no os cuento cuando alguno de mis lectores comentaba algo, a pie de artículo, en "comentarios", ya fuese una crítica nefasta, como otra bien intencionada, me entusiasmaban ambas, puesto que me ayudaban a pensar y reflexionar. 

Años más tarde, creé una página Web que además de contener un blog donde seguir publicando mis post, también mostraba mis trabajos plásticos, pocos, puesto que por suerte he vendido bastante bien mi obra y no siempre hacía fotografías antes de desprenderme de algún cuadro, escultura o pieza de cerámica. También en esta Web se podían y pueden comprar mis cuadros y mi primer libro en formato electrónico. 

Mi página Web no dispuso de contador de visitas hasta el año 2010 y una vez más, los comienzos fueros tímidos, las visitas se contaban con los dedos de una mano y los comentarios tardaron en aparecer. 

Sé que las personas son tímidas a la hora de expresarse y les avergüenza dejar su opinión. Sin embargo, poco a poco, os fuisteis animando y N.Angulo,  nangulo.es,  redes sociales,  amistad virtual,  internet, además de visitar la Web, también leíais los post y dejábais vuestros comentarios. 

Hoy, unos años después de comenzar mi aventura como escritora, me enorgullece decir que hasta la fecha, he recibido más de 100.000  visitas de personas que leéis lo que publico. 

No es una cifra importante, ya lo sé, pero para mí, que soy una mujer anónima y no un personaje público, ni popular y que tampoco soy una profesional de este medio, en fin, pues qué queréis que os diga, estoy feliz.

En la actualidad las visitas a mi Web no bajan de 6000 mensuales y tengo lectores repartidos por todo el mundo, hasta en China, para mi sorpresa, tengo varios  lectores jejeje. 

Os doy gracias infinitas por leer lo que escribo, por vuestros comentarios, por vuestra fidelidad. 

Yo por mi parte y gracias a vosotros, seguiré escribiendo porque además cada día que pasa me entusiasma y enamora más el poder expresarme a través de la palabra escrita.

 

Nieves Angulo

Lea toda la publicación »

El cordón umbilical

Publicado 23/09/2012

N.Angulo,  nangulo.es, madres,  muerte, amor, cordón umbilical, relatos,  intimo,  personal,Cordón umbilical.
1. m. Anat. Conjunto de vasos que unen la placenta de la madre con el vientre del feto, para que este se nutra hasta el momento del nacimiento. 

El cordón umbilical, aunque lo cortan post-parto físicamente, psicológicamente no desaparece, sigues unido a tu madre toda la vida por ese cordón invisible, pero a la vez palpable en cuanto a sentimientos y te sigue nutriendo más allá del nacimiento. 

Te nutres de gestos, palabras, sentimientos y lecciones. 

Mi cordón umbilical se cortó hace hoy dos años, porque ella, mi madre, murió. 

Hoy hace dos años llamaron a casa para darme la triste noticia, e inmediatamente, me puse en marcha para ir a Madrid, la ciudad que nos vio nacer a ambas. 

Yo que soy tan coqueta, tan detallista en mis complementos, fui incapaz tan siquiera de ponerme unos pendientes ¿pero quién está en esos momentos para combinaciones estéticas? 

El viaje a Madrid desde Alicante se me hizo infinitamente largo e infernal, pero sobre todo muy triste y desazonador. 

Cuando llegué al tanatorio ahí estaba mi familia, menos mi padre (por decisión de mis hermanos, se quedó en su casa) Mi opinión sin embargo era que debería haber estado allí dejando su adiós a la mujer con la que había compartido más de 60 años de vida, yo además, egoístamente, hubiese necesitado ceñir la mano de mi padre mientras me despedía de mi madre, necesitaba compartir sentimientos, no fue posible. 

Mi cordón umbilical permaneció unido con mi madre cuando reíamos, discutíamos, llorábamos y volvíamos a reír. 

Hoy, dos años después de su fallecimiento, parece que los hados se han confabulado, se han puesto de acuerdo para hacer que cada día que pasa me vaya pareciendo más a mi madre. Recientemente, al salir de la ducha, vi mi reflejo en el espejo y me dio el corazón un vuelco tremendo porque estaba mirando a mi madre, no sé si fue el perfil que se reflejaba en ese instante, pero era excesivo el parecido entre ambas.

El cordón umbilical, también une a la familia. La madre es el nexo de unión a través de dicho cordón invisible. 

En mi caso, cuando murió mi madre, lamentablemente el cordón, el nexo con mis hermanos, se fue con ella.

Hay personas que dicen que sienten a sus seres queridos fallecidos, que notan su presencia y a veces como si les tocaran. Aunque soy una mujer muy espiritual, no es mi caso, a mí no me ocurre. Puede ser porque tengo la certeza (nadie me ha demostrado lo contrario), de que el ser humano muere, no va a ningún sitio, como no sea a una tumba o un crematorio. 

Siento a mi madre a través de mis recuerdos.

Y la recuerdo a diario. 

¿Será que el cordón umbilical, al final no se rompe del todo?

 

Nieves Angulo

Lea toda la publicación »

24 Horas

Publicado 25/05/2012

 

Nieves Angulo,  nangulo.es,  amistad,  frigoríficos, cama hinchable, CSI, humor, hombres, mujeres.

 

Los que sois seguidores habituales de mis post, ya conoceréis por referencias a mi amigo Santi.

Santi llegó el lunes a Alicante haciéndonos un favor que solo un amigo te hace, traer un coche desde La Coruña cargado de cajas pertenecientes a mi empresa. 

Pero bueno, son cosas que no vienen al caso, quiero hablaros de mi amistad con Santi. Este hombre y yo tenemos ese tipo de amistad donde eres tú, donde no andas con disimulos ni gilipolleces y todo es espontáneo…¡vamos, qué estás a gusto!  

Aunque solo estuvo un día, la verdad es que nos cundió bastante en cuanto a risas y ocurrencias, siempre que estamos juntos nos sale la vena vacilona y lo hacemos con todo el mundo, que por cierto, suelen entrar al trapo. La verdad es que formamos un tándem genial y como digo, vacilamos, pero nunca nos reímos de la gente sino con la gente y sobre todo con nuestras ocurrencias. Santi consigue que Ángel llame a gritos a una señora diciéndola ¡jefa! para preguntar por una calle, o que entremos en un bar y digamos que somos de la “banda” y venimos a actuar, qué dónde está el palco y si ha llegado el material, ver a unos trabajadores currando y decirles que lo hagan bien que luego pasaremos a ver el resultado, dar en un hotel el nombre de Omar Sharif o Sean Connery, tengo tantas y tantas que tendría que escribir un post titulado “chorradas mil” en fin que lo pasamos francamente bien. 

A mediodía encargamos paella que tomamos en casa regado con cava, Santi se durmió una siesta y por la tarde dimos un paseo por San Juan, ya de noche una cervecita en una terraza del paseo marítimo en Alicante.

Mi intención era llegar a casa, sentarnos en el sofá con sendas copas y que nos dieran las tantas hablando de todo y arreglando el país. 

Me dispuse a grabar CSI para ver la serie en otro momento y poner un poco de música, cuando oigo decir a Santi - ¿por qué tenéis la puerta del frigorífico que abre del lado contrario?, Ángel, vamos a cambiarla, se tardan unos diez minutos - . Me quedé a cuadros cuando Ángel le contesta -vale. 

Ángel tiene un problema con respecto a Santi, no le sabe negar nada, es uno de los grandes misterios de la vida, sabe de la torpeza de Santi en cuanto a manualidades, sabe que Santi atrae dificultades, pequeñas (por suerte), pero las atrae y aún así, como digo, no le sabe decir que no. 

Se pusieron los dos con el frigorífico y entonces me puse a ver CSI pensando que cuando acabasen con lo del frigo yo pondría el resto a grabar y prepararía las copichuelas jajajajaja, me río por no llorar. 

Os juro que anoche es la vez que más cerca me he visto al infarto de miocardio, lo que iban a ser diez minutitos de nada, se convirtió en cerca de dos horas. Desmontaron las puertas del frigorífico, lo vaciaron, lo tumbaron en el suelo, había que verles, los dos con sendos destornilladores, no daba crédito a mis ojos, todo esto acompañado con algún que otro ruido de caída de objetos o golpes, aguanté lo que pude pero al final me dirigí a la cocina y les dije con bastante mala leche - ¿qué pasa y esos ruidos, se va a romper la cadena de frío? - Ángel, a esas alturas ya estaba arrepentido y de peor leche (si cabe) que yo, el único que sonreía era Santi.  

Transcurridas esas dos horas les veo que vuelven a colocar el frigorífico en su sitio y con las puertas donde estaban, parece ser que faltaba una pieza pero que no lo puedes ver hasta el final, cuando tumbas el frigorífico. 

Santi, muy dispuesto, me repasó con un paño el frigorífico por dentro, al colocar las cosas me rompió una botella de agua, cosa que carece de importancia si no fuese porque Ángel tuvo que recoger todo el estropicio de agua mezclada con cristales y tenía a Santi como un satélite paseando de un lado a otro mientras hablaba por teléfono, en un momento dado oí a Ángel que le decía - ¡joder, macho para ya, estate quieto en un sitio, no me pises el suelo! -, Santi muy obedientemente se quedó con Ángel en la cocina mientras el suelo se secaba, estuve tentada de ir a ayudar  pero me dije, que se espabilen, ellos se han metido en el lío, pues que salgan de él.

Terminé de ver CSI, no tomé ninguna copa ni tuve ninguna charleta de las que me gustan y a las doce y media más o menos me fui a la cama y a ellos los dejé en la cocina. 

El martes desperté a Santi con muchos besos, me tumbé en la cama con él, nos reímos mogollón y nos hicimos unas cuantas fotos haciendo el chorra, eso sí, antes le desinflé el colchón hinchable, ¡qué se joda!!!

Nieves Angulo

Enlace: Mi web

Lea toda la publicación »