La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

La verdadera historia del Descubrimiento de América IV

Publicado 23/01/2014

 

Nieves Angulo, nangulo.es, descubrimiento de america, cristobal colon, colon llegando a guanahani, américa, españa, reyes catolicos, india, oro, azafran, isabel la cotolica, las tres carabelas, hermanos pinzon, rodrigo de triana, humor, puerto de palos, Cuba, Haiti, San Salvador.

 

Capítulo IV

Un Colón viajero

Según mis humildes pesquisas, quien realmente vio tierra fue “la niña” cuando iba a hombros del marinero Rodrigo de Triana, que muy hábilmente y debido a su edad y estatura, se proclamó el artífice de tamaña aventura y gritó a todo pulmón ¡TIERRA!

Ni que decir tiene que las tres carabelas, antes de arribar, se fueron acercando unas a otras peligrosamente en la mar y estuvieron de celebración, tirándose cosas de una embarcación a otra, llamándose, incluso, al estar tan cerca, los más osados saltaban de una carabela a otra, para así poder abrazar a sus compañeros de aventura.

Tras pasar la noche de juerga y celebración y dejando atrás los rencores que les llevaron a amotinarse, la tripulación de las tres naves se fue quedando dormida cerca de la madrugada.

Al día siguiente, tanto Colón, que viajó en La Santa María, como Martín Alonso Pinzón que capitaneaba La Pinta  y por último Vicente Yañez Pinzón que dirigió La Niña, desembarcaron en la isla de Guanahaní (que ellos bautizaron como San Salvador) en el archipiélago de Las Bahamas y tomaron posesión de la nueva tierra en nombre de los Reyes Católicos.

Así fue como Colón, que realmente quería ir a Las Indias a por azafrán y otras especias, por elegir otro camino, basándose en la redondez de la tierra, se encontró con unas tierras hasta ese momento desconocidas, nadie sabía que constituían otro continente: AMERICA.

El encuentro no pudo enmarcarlo en sus conocimientos de geografía por lo que al principio lo ubica dentro del horizonte conocido, es decir, en las Indias, escribe esto en su diaria de a bordo: “Y por señas pude entender que yendo al Sur o bolviendo la isla por el Sur, que estaba allí un Rey que tenía grandes vasos d' ello [de oro] y tenía muy mucho.(ilegible) Determiné de aguardar fasta mañana en la tarde y después partir para el Sudeste —que según muchos d'ellos me enseñaron dezían que avía tierra al Sur y al Sudueste y al Norueste; y qu'estas del Norueste”

Desde luego los hay suertudos, sales a por azafrán a La India y te encuentras descubriendo América, ¡manda huevos!! y obedientemente mandaron tres cajas y el huevo de Colón, se desconoce dónde los mandaron, solo siguieron las órdenes.

La intención de Colón era la de  negociar convenios que permitieran a los reyes españoles comerciar con Oriente. Lo que encuentra cambiaría por completo el proyecto inicial de mercantil, por otro de conquista y posteriormente colonización, lo cual finalmente produciría las riquezas que España necesitaba, los monarcas y los mercaderes, no paraban de frotarse las manos por su suerte.

Nieves Angulo, nangulo.es, descubrimiento de america, cristobal colon, colon llegando a guanahani, américa, españa, reyes catolicos, india, oro, azafran, isabel la cotolica, las tres carabelas, hermanos pinzon, rodrigo de triana.Colón y su tripulación, estuvieron por esos lugares tres meses y fueron descubriendo más islas. Colón las bautizó como Juana (Cuba) y La Española (Haití). En ésta parece ser que tuvo el primer contacto con un jefe nativo, Guacanagari, quien le regaló objetos de oro. Otros cuentan que no hubo tales regalos sino, apropiación indebida por parte de los “conquistadores”. Dicen que cuando Cristóbal Colón dijo “Os descubro, os conquisto” un Guanahaníe, contestó por lo bajini, en sordina, tímidamente, - llegas tarde y no descubres nada, “soplagaitas”, antes que tú, estuvieron los chinos, los visigodos y un largo etc…-

Algunos miembros de la tripulación decidieron no volver a España y quedarse en lo que ellos denominaron “un paraíso en la tierra”. La vesión real es que allí no pagaban impuestos y además fornicaban a diestro y siniestro.

El 4 de enero de 1493, Colón partió de regreso; varios días después hallaría a Martín Alonso Pinzón, quien se había desviado, y el 16 de enero partiría rumbo a Europa haciendo escala en diversas islas, hasta que el 15 de marzo atracaría en Palos.

No encontraron el tan ansiado azafrán, pero tampoco lo necesitaban ya que, esquilmaron y saquearon todo lo que pudieron en nombre de la conquista.

Por fin, tanto los monarcas españoles como los mercaderes que financiaron el viaje, verían satisfechos como sus arcas se llenaban a rebosar, no solo recuperando los maravedíes adelantados, sino viendo crecer éstos.

No paro de dar vueltas a la cabeza sobre los hermanos Pinzón…pero eso lo iré resolviendo más tarde.

 

Nieves Angulo

 

Enlaces: Cronología de los Viajes de Colón

              Capítulo I

              Capítulo II

              Capítulo III