La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

La verdadera historia del Descubrimiento de América II

Publicado 21/01/2014

Nieves Angulo, nangulo.es, historia de españa, reyes catolicos, cristobal colon, descubrimiento america, las tres carabelas, nao santamaria, la pinta, la niña, puerto de palos, biografia cristobal colon.

 

Capítulo II

De cómo llegan Colón y su cipote a España.

Antes de que arribara Colón a tierras españolas, llegaron las habladurías sobre el tamaño de su verga, las damas de la Corte Española estaban ansiosas por conocerle, incluida la monarca, que por cierto, entre vosotros y yo, bebía los vientos por Cristóbal.

Se dice que los monarcas de católicos solo tenían el nombre, sobre todo ella, Isabel, que no era tan religiosa como cuentan los libros, pero bueno, todos sabemos de la hipocresía de la iglesia y las monarquías, dictan leyes para que otros las cumplan, mientras ellos las transgreden. 

No pretendo irme por los laureles, sino contar la verdadera historia del Descubrimiento de América y Cristóbal Colón.

En los primeros tiempos de su estancia en España, residió, junto con su hijo, en el Convento de la Rábida. Allí, los monjes aceptaron sus teorías y proyectos.

Su amante y su hija se hospedaron en una hostería de mala muerte y peor reputación, pero tanto ella como Colón, andaban escasos de dinero y no podían hacer estipendios. 

Allí, “la pinta” siguió ejerciendo su oficio, que tan bien conocía, eso si, a espaldas de Colón, así es que entre lo que ganaba con su profesión y los dineros que le daba Cristóbal para su manutención y la de “la niña”, hizo bastante fortuna.

Mientras tanto Colón en el convento, tras muchos mapas estudiados, muchos libros de navegación leídos y muchas conversaciones mantenidas con marineros cuando salía a las tabernas y que le aseguraban haber conocido costas lejanas tras ser arrastrados por el temporal, le convencieron de la posibilidad de éxito de tan ansiado viaje, además de querer obtener  las riquezas que contenían esas tierras lejanas, también quería ir en busca de azafrán y otras especias.

Conoció a los Reyes Católicos en Alcalá de Henares (Madrid) o eso dicen, vaya usted a saber y de ahí surgió la primera cita entre la reina Isabel y Cristóbal. Cuentan que aunque ella le vio bastante feillo, no le quitaba la vista de los calzones, por lo visto era lo único que atrajo el interés de la monarca.

En Alcalá de Henares propuso Colón a los Reyes Católicos de España, una financiación para su ansiada expedición marítima  y encontrar así el nuevo camino de las Indias.

Nieves Angulo, nangulo.es, historia de españa, reyes catolicos, cristobal colon, descubrimiento america, las tres carabelas.En 1486 los Reyes Católicos, Fernando e Isabel,  lo recibieron por primera vez en Palacio, oficialmente, para hablar de su proyecto de viaje, aunque Isabel ya quedó prendada de Cristóbal, no pudo evitar que una junta de expertos rechazara los proyectos de Colón. 

Entre los años de 1487 y 1488, mientras esperaba en Córdoba la decisión de los Monarcas, conoció a Beatriz Enríquez de Arana, una joven de humilde procedencia, a la que desfloró y desposó, se ignora que fue antes. Su nueva esposa, el 15 de agosto de 1488 le dio un hijo: Hernando Colón, así es que ya tenía otra boca más que alimentar, su primogénito Diego Colón, su nueva esposa y el mencionado Hernando, “la pinta” con la que seguía de amoríos y la bastarda “la niña”, a la que seguían sin poner nombre alguno.

En 1488 realizó una segunda tentativa y con la ayuda de la monarca, más debido a que Colón era muy insistente, o sea pesado, en abril de 1492  por fin se firmaron las capitulaciones de Santa Fe, que concedieron a Colón el título de Almirante de la expedición, el de Virrey de la tierra que conquistara y el 10 % de las riquezas que pudiera traer a España.

La reina Isabel, se negó a que embarcaran con Colón “la pinta” y “la niña” y él por no oírla y aplacar así sus celos consintió en ello, no sin antes rogar a la monarca que diese su consentimiento para poner a dos de las carabelas los nombres de su amante y su hija y así de esta forma llevarlas al menos en el recuerdo.

Isabel accedió a regañadientes haciéndole prometer que a cambio, a la otra carabela, todavía se discute si era carabela o nao ya que tenía mayor tamaño,  le pondría por nombre el de una santa, no en vano a la monarca se la conocía por “La Católica” y entre ambos decidieron el nombre de Santa María para la tercera carabela o nao, no vamos a discutir por estas minucias.

Con un presupuesto de unos dos millones de maravedíes y  alrededor de 90 hombres, reclutados con la ayuda inestimable de los hermanos Martín Alonso y Vicente Yáñez Pinzón, formaron la flota descubridora más trascendental de la historia.

El 2 de agosto de 1492, Cristóbal Colón mandó embarcar a toda su gente.

El 3 de agosto de 1492, antes de salir el sol, Colón partió del Puerto de Palos (España) y con él zarparon las tres famosas carabelas: Pinta, Niña y Santamaría.

Pero…¿Sólo zarparon las tres carabelas?...

 

Nieves Angulo

 

Enlace: Capítulo I