La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Cuentos veraniegos XIII

Publicado 26/07/2013

Nieves Angulo, nangulo.es, rapsodia nocturna, cuentos, relatos, ficción, blog, post, mosquitos, cínifes.Mis mayores me advirtieron de que esto tarde o temprano llegaría, me dijeron que era parte del ciclo de la vida, me costaba creerlo pero ha ocurrido.

 

Me he enamorado locamente, hasta las trancas.

 

La he visto en la noche, hermosa y blanca.

 

Piel casi nacarada gracias a los reflejos de la luna, que se posan en su piel como luciérnagas luminosas, felices y retozonas.

 

Ella al principio se ha mostrado esquiva, pero al final...

 

Nuestra primera noche ha sido maravillosa.

 

Primero la he olido, la he acariciado casi imperceptiblemente.

 

He recorrido su cuerpo de formas voluptuosas. Tiene un cuerpo magnífico.

 

¡Ah…el olor!

 

Yo no puedo parar, me siento fuerte, fogoso y la penetro una y otra vez, incansablemente hasta acabar exhausto.

 

La miro mientras duerme y me alejo para observarla.

 

No puedo evitarlo, no puedo parar ni alejarme, una y otra vez vuelvo hacía ella, hacía su piel, blanca, mullida.

 

Me encanta su sabor y su olor.

 

Ella se mueve mientras duerme, tiene un descanso inquieto, juega con las sábanas que tan pronto la tapan sus maravillosos hombros, como que las deja deslizar hasta sus redondeadas caderas o sus inquietas piernas.

 

Y yo vuelvo…vuelvo…no lo puedo evitar, la adoro y me poso…me pla…PLAFFF…su pi..PLAFF..e inten… PLAFF…

 

-¡¡¡Joder con el mosquito, vaya noche me está dando, toma cabrón a tomar por culo, uno menos!!!!

 

¡Hala! ya me he desvelado por el asqueroso…¿Será posible?

 

 

Nieves Angulo